Skip to content

Posdata al manifiesto… mis razones.

diciembre 3, 2009

(Ideas y opiniones personales. Algo que necesito soltar.)

Desde los comienzos de la historia, todos los padres de familia tenían un terror inscrito en su ADN, que era que sus hijas llevaran a casa a… ¿un cajero de banco? ¿Un policía? No. Un Artista.

Escritores, músicos, pintores… Mataos, pobres, tiraos de la vida. O tenían un mecenas, o mucha suerte, o se morían de hambre. No, literalmente, que esa expresión esta muy prostituida últimamente. Ellos se morían de hambre de verdad.

… ¿Entonces? ¿Dónde hemos dado el salto en el que pasamos de eso a asumir que personas que se limitan a cantar canciones escritas por otros, tocadas por otros, preproducidas y postproducidas por otros, son por derecho la cima de la pirámide, merecedoras no solo de ingresos astronómicos inflados por una plusvalía brutal aplicada a la música, sino también de la protección personal de una guardaespaldas con cargo y cartera?

La tecnología avanza, sí, y el problema es que una industria obsoleta se niega a evolucionar y adaptarse, porque así pierden la protección todo un nutrido grupo de triunfitos y pseudo-artistas que se atreven a, sacando dos o tres discos al año, ponerlos en una estantería del corte inglés y pedir 20 euros por copia. La realidad es que si la música en España no se vende, es porque: los precios están inflados a niveles astronómicos; y la calidad es más que cuestionable. Durante mucho tiempo esta camarilla del “artisteo” se vio desproporcionadamente beneficiada por estos avances tecnológicos que ahora critican, y ahora que las tornas se vuelven, patalean como un apolillado estamento nobiliario que se resiste a renunciar a sus privilegios injustamente adquiridos.

Y ahora, para rematar, a alguna mente brillante se le ha ocurrido disfrazar sus motivaciones de altruista lucha por salvar puestos de trabajo, en esta crisis en la que nos vemos sumidos. Puestos de trabajo, gritan llevándose mas manos a la cabeza, pobres obreros con mono y casco y racimos de niños colgando de las piernas… ¿No os dan pena? Es por ellos, el canón es por ellos, hombre…

Una pregunta honesta: ¿los CDs donde se hacen? Físicamente, me refiero. ¿en Taiwan, o por ahí? Apostaría. Las carátulas se imprimen en imprentas en España, entiendo, de estos sitios que hacen miles de cosas, aparte. ¿Grabarse donde se graban? ¿Alguien tiene un número, aunque sea aproximado, de puestos de trabajo creados exclusivamente por la industria discográfica nacional?  Por saber, más que nada, por el sustento de cuántas personas estamos atacando las libertades y derechos fundamentales de toda la población de una nación en teoría democrática. Yo a los mineros los veo desde hace años, allí frente al parlamento, luchando por sus puestos de trabajo. Y los de las fábricas de coches… Tcht. Que pena que ellos no tengan una ministra como abanderada velando por sus derechos, ¿no?

Es gracioso porque, en posiciones diría yo que enfrentadas a las de Loquillo, Chenoa, o David de María, hace poco leí un artículo donde tanto Shakira, como Nelly Furtado y Norah Jones (no es difícil ver una diferencia abismal entre los dos bandos, que cada uno la defina como quiera) expresaban públicamente una postura radicalmente diferente a la de éstos… tolerancia hacia la descarga gratis de música a través de las redes P2P, incluso de sus propios álbumes.

Son destacables de este artículo frases como la de Shakira: “me gusta lo que está pasando porque me siento más cercana a los fans y a la gente que valora la música. Se trata en cierta forma de la democratización de la música, y la música es un regalo. Es lo que debería ser, un obsequio“; O de Nelly Furtado, que reflexiona sobre el modo de ganar dinero de los músicos, diciendo que, aunque ya no serán tremendamente ricos, aún podrá ganarse la vida. “Encontrarás un público, y puede que no ganes millones de dólares, pero ganarás lo suficiente para tener una casa, una familia y un coche. No sé, puede que los tiempos estén cambiando“. Incluso Norah Jones va un paso más allá: “Si la gente la escucha [mi música], estoy feliz. No voy a decir ve y roba mi álbum, pero creo que es genial que la gente joven que no tiene mucho dinero pueda escuchar música y estar expuesto a cosas nuevas.”

Como si no vivieran de lo mismo, ¿verdad?

El problema, creedme, no está en ellas. El problema está en un puñado de personas con distintos, y en ocasiones dudosos, niveles de talento que se han erigido como paladines de su propio beneficio, travistiendo estos sentimientos, esta necesidad, esta característica humana primaria que nos empuja a crear y comunicar lo que tenemos dentro. ¿Es eso lo que buscan ellos, es eso por lo que están luchando, gritando como revolucionarios con sus abrigos de piel y sus gafas de sol de Dolce&Gabbana?

Digamos que en España hay, por ejemplo, mil personas que se compran el ultimo CD de Chenoa, y siendo muy optimistas, diez mil que se lo bajan. Si eliminamos la opción de bajarlo, ¿Cuántas personas se lo comprarían? La SGAE dice que once mil… y yo, a veintiun euros, digo que seguirían siendo mil. Con suerte, mil quinientos. Los precios de la música están tan inflados que resultan irrisorios.

¿Y que hacer, entonces? Bueno, yo tengo una solución: Relajaos. Quitaos esa etiqueta que tanto os gusta y con tanta altivez lleváis, que es la de artistas, y empezad a miraos como lo que realmente sois. Algunos cantantes, otros vocalistas de orquestilla, y otros, los más afortunados, músicos. Acabad con los agentes, los managers, los publicistas, y toda la parafernalia sobrante que os rodea, que apesta a avaricia y podredumbre, y empezad a mirar a la cara al público, como siempre ha sido, y como nunca debió de dejar de ser.

Cread lo que os salga, sacad eso que pensáis que es tan valioso como para haceros millonarios a su costa, y y dádselo a la gente. Y si teneis suerte, y la gente piensa que vale, entonces os irá a ver a los conciertos, os apoyará, y… ¿Podréis tener cinco mercedes y dos mansiones en Miami? Igual no, no creo que ninguno tenga tanto talento, pero… de hambre no os vais a morir. ¿Y cuando olvidasteis el privilegio que supone poder vivir de vuestro arte?

Y sí, claro, hay músicos, y productores, y técnicos, con los que tenéis que contar, pero… ¿De verdad necesitáis que alguien regule vuestra relación “comercial” con ellos? Si sois tan artistas como decís, tendréis que pagar por vuestras carencias vosotros mismos. No hace falta un ejército para hacer buena música, me temo, y si os hace falta… quizás deberíais mandar el curriculum al Carrefour. ESE es el problema que os moris por evitar, y por el que como dicen mis amigos flaperos, habéis llegado a levantaos a las nueve de la mañana. Que sin el coto de protección que se ha erigido a vuestro alrededor, muchos, muchos de vosotros, estaríais de cajeros de hipermercado. (y con mucho respeto, emh?)

¿Seguis siendo escépticos? Dejad que os ponga un par de ejemplos:

Radiohead lanzó su septimo album de estudio, In Rainbows, el 10 de Octubre de 2007, tras finalizar su contrato con EMI. Lanzaron el album por internet, sin ningún tipo de protección, y permitiendo que se descargase de su página oficial a cambio de lo que cada persona quisiera pagar por él. Hubo gente que lo descargó por 0 dolares, y gente que lo descargó por 100. El 1 de Noviembre, gracias al número de descargas y la inmensa difusión que había tenido, Radiohead firmó con XL records para vender por internet una caja especial de dos discos, con un libreto especial con ilustraciones creado por la banda…

El 5 de mayo de 2008, Nine Inch Nails lanzó The Slip a través de su página web sin ningún tipo de anuncio ni promoción. El álbum estaba disponible para su descarga de forma gratuita, bajo la licencia del tipo Non-commercial Share-alike de Creative Commons. Desde su lanzamiento, ha obtenido más de un millón cuatrocientas mil descargas. Desde entonces, se ha lanzado de forma física en CD y en una edición limitada de 250.000 copias que consta del álbum y un disco adicional con cinco canciones grabadas en directo durante los ensayos para su siguiente gira, además de una edición en LP.

Ambas bandas recorren el mundo en giras que recaudan astronómicas cantidades de dinero, y pasarán a la historia de la música entre los mejores artistas del siglo XX.

Si queréis ampliad un poco más sobre el espíritu de esta evolución en el arte, os recomiendo ésta y esta entrada, del siempre citado blog de Mrs Palmer…

Para terminar ya, si me pasáis una lista de los 2.000 artistas españoles que han firmado un papel que pide que se atente contra mi intimidad y se me quiten mis derechos, prometo solemnemente no tocar, ni de lejos, ningún archivo que se pueda considerar de su “propiedad intelectual”. Para mi, en un 90%, será “basura sin calidad”, de todos modos…

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. diciembre 3, 2009 22:32

    Articulazo que se ha marcao la gachí! Po sí, el 90% y te quedas corta. Fíjate como ningún músico independiente ha firmado ese dichoso papelito, con el que por cierto, nos limpiamos el culo unos cuantos.

    Por una Internet libre.

    Abrazou

  2. diciembre 4, 2009 09:26

    Como comenta Astracán, articulazo que te has marcado.
    Yo es que creo que piensan que el consumidor de música es gilipolllas. A mi se me asemeja mucho con el caso de los bancos cuando arrojan sus cuentas anuales y dicen a boca llena “El banco X ha perdido este año 1000 millones de euros”. Si uno tiene curiosidad por esos datos observa que el banco no solo no ha perdido dinero, sino que encima presentan beneficios y superavit, lo único que pasa es que han ganado 1000 millones menos, pero perder no pierden un misero centimo. Pues con la música pasa lo mismo. Desde hacemucho tiempo, y no ahora, los músicos no sacan su mayor beneficio de las ventas de CDs, sino que lo hacen de sus conciertos, actuaciones televisivas, contratos con patrocinadores, anuncios de televisión, etc. Pero ellos quieren ganar más de lo que ganan, ya que durante mucho tiempo han vivido en un status y nivel social que no era real.
    Hablan de puestos de trabajo destruidos. Y yo les digo ¿si tú en vez de ganar 1000 y el que hace las caratulas 0,1, porque no te propones ganar 900 y el de las caratulas 100,1? Es sencillo no.

    Un saludo Gloria

  3. Tass permalink
    diciembre 4, 2009 09:36

    Claro y directo, gran articulo que espero que lea alguno de esos 2000 y pico firmantes y empiecen a enteder que no es la manera correcta de hacer las cosas.

  4. diciembre 5, 2009 18:31

    Articulazo! MEjor expresado imposible. Hay que recitarlo en video y subirlo a las redes.

Trackbacks

  1. Posdata al manifiesto… mis razones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: